El amor de mamá

Cuando el Pelicano nota que sus crías han sido mordidas por una serpiente, se golpea el pecho, con el pico, hasta sangrar y luego deja que las crías mamen las gotas de sangre, que contienen el antídoto contra el veneno de las serpientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.