El féretro de la reina Isabel II se trasladó en una procesión desde el Palacio de Buckingham hasta el Westminster Hall, donde permanecerá hasta el día de su funeral el próximo lunes.

  • El rey Carlos III, sus hermanos Andrés, Eduardo y Ana, así como sus hijos los príncipes William y Harry acompañaron el ataúd de la reina Isabel durante la procesión.
  • Multitudes han llenado las calles de Londres para rendir sus respetos a la reina Isabel, mientras los funcionarios advierten sobre un número sin precedentes de asistentes

    La familia real cenó junta en el Palacio de Buckingham este martes después de recibir el ataúd de la reina.

    El ataúd de Su Majestad la reina fue recibido en el Palacio de Buckingham por el rey, la reina consorte y los hijos y nietos de la reina, incluidos el Príncipe William y Harry y sus cónyuges. Lady Sarah Chatto y Earl Snowdon — ambos sobrinos de la reina, hijos de su difunta hermana, la princesa Margarita — también estuvieron presentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.